“Brecha” Noviembre 2014

Brecha-13-11-2014El hoy de una tradición

“Granja de Piratas y el mágico tesoro de Piu Piú” es una pieza de teatro y música infantil y un disco del mismo nombre, con diez canciones tocadas y cantadas por un impresionante grupo de músicos uruguayos.

al parece que un barco pirata tuvo la mala suerte de encallar, pero a la vez, la fortuna de hacerlo cerquita de una granja, lo que permitió a los piratas aprender a cosechar para vivir, y a respetar al medio ambiente, a la naturaleza y a los demás.

Esa sería la historia básica de Granja de Piratas y el mágico tesoro de Piú Piú, una pieza de teatro y música infantil y un disco del mismo nombre, con diez canciones tocadas y cantadas por un impresionante grupo de músicos uruguayos, incluyendo a pesos pesados como Martín Ibarburu en batería, Nicolás Ibarburu en guitarra, Gustavo Montemurro en teclados, Martín Buscaglia en lap steel acústico y banjo, Martín Morón en trombón y Federico Righi en bajo entre varios otros.

Se trata de una realización en la mejor tradición de Canciones para no Dormir la Siesta y Cantacuentos, nombres ya tradicionales que lograron amalgamar en forma mágica la fascinación para los más chicos con la riqueza y refinamiento musical para los más grandes, sentando una auténtica escuela en el ámbito de la música y el teatro para niños.

Antiguamente las canciones infantiles eran –por decir lo menos– bastante tontuelas y elementales. Al influjo de la inmensa María Elena Walsh, ese arte fue mutando hacia formas musicales mucho más ricas y textos infinitamente más elaborados y poéticos, lo cual fue potenciado con gran éxito en primer lugar por el legendario espectáculo Canciones para no Dormir la Siesta encabezado por Nancy Gugich y Horacio “Corto” Buscaglia, desde comienzos de los años setenta, hasta llegar a este hoy donde un producto como Granja de Piratas divierte pero ya no sorprende, dada la labor impresionante desplegada por los grupos pioneros en esto de la música infantil inteligente.

Este es un disco muy bien concebido, tocado, cantado y arreglado, donde en general los temas –escritos por Rodrigo Spagnuolo– han sido cantados bastante en plan No Te Va Gustar, seguramente persiguiendo –y logrando– que los más chicos se sientan parte del universo sonoro que motiva a sus hermanos mayores ya adolescentes.

Las canciones tienen mucho gancho, mucha energía y son una invitación ineludible a moverse y moverse. En tal sentido se destacan “AAA”, que utiliza el viejo pero siempre efectivo truco de proponer una letra; toda con i, toda con o, toda con u, etcétera, el prolijo reggae “Canción de yes”, con gran trabajo de trombón de Martín Morón, y el tema pop-rock “Muchas vacas”, especialmente simpático. Pero también hay lugar para una linda balada como “Piú piú”, más tranquila y sugerente que las demás diez canciones que dan forma al disco.

Se trata de un disco, pero también un espectáculo altamente recomendable para niños y asimismo para los acompañantes de los niños, a quienes es bueno no privar de buena música.

Publicación Original: http://brecha.com.uy/el-hoy-de-una-tradicion/

Se han cerrado los comentarios